Aunque ahora parezca lejano, llegará el día en que podamos salir a la calle y volver a disfrutar juntos de lo que antes considerábamos normal y ahora echamos tanto de menos: podremos descubrir nuevos lugares o redescubrir los que alguna vez nos encantaron.

Yo hoy os propongo hacer una ruta por el Cantábrico, ¡a mi me encanta y siempre hay algo nuevo que descubrir! Y ahora os preguntaréis… ¿qué visitaría yo? Mi propuesta, para leer de Oeste a Este, y no en orden de prioridad 🙂

1.Fuenterrabía (Hondarribia): Es el último pueblo español de la costa Cantábrica, a escasos metros de la frontera con Francia. Esta villa histórica con ambiente marinero y playas para disfrutar cuando las buenas temperaturas lo permiten te cautivará. Sus casas de pescadores, sus castillos y su parte vieja harán que quieras volver cada poco tiempo.

  • ¿Dónde comer? La mayoría de oriundos elegiría La Hermandad de Pescadores para darse un homenaje de cocina de la zona, ¡no te lo pierdas!
  • Otros consejos: No dejes de ir de pinchos y visita El Gran Sol, nos cuentan por el pinganillo que es una parada obligatoria…

2. San Juan de Gaztelugatxe: Si consigues recorrer los 241 escalones que separan tierra firme del islote de San Juan de Gaztelugatxe, no te olvides de tocar 3 veces la campana de la Ermita para atraer la buena suerte. Situado entre Bakio y Bermeo, es una excursión de día perfecta para hacer desde cualquiera de estas localidades (o incluso desde Bilbao y alrededores).

  • ¿Dónde comer? Eneperi. Es una cervecera y restaurante que no puede estar mejor ubicado, a escasos metros de la entrada a la escalinata. Tiene unas increíbles vistas al mar y puedes elegir: la opción más formal y cara en su restaurante, o la más asequible en su cervecera. Muy recomendables ambas opciones.
  • Otros consejos: Si vas en verano, puedes visitar también Bakio y darte un baño en su playa: con ambientazo y ¡llena de surfistas!

3. Santillana del Mar: un pueblo para pasear sin mirar el reloj ya que una de las grandes peculiaridades es que no se puede recorrer en coche. Es la única recomendación que no es de costa, que no vive del mar; pero merece la pena muchísimo porque tiene un encanto especial. Destaca por estar muy bien rehabilitado y su cuidado extremo, su colegiata románica y sus calles empedradas con flores colgando de los balcones, hacen que simplemente pasear sea un lujo.

  • ¿Dónde dormir? En el Parador de Santillana. Es una casona cántabra que mantiene la arquitectura de la zona y en la que podrás dormir por poco más de 100€ la noche con todas las comodidades.
  • Otros consejos: Si tienes niños, no dudes en visitar el Zoo de Santillana, les encantará.

4. Llanes: probablemente sea el pueblo que más me gusta de Asturias. Su ubicación en la costa, pero con un verde reluciente alrededor y su puerto en medio del Casco Antiguo tienen un encanto especial. Como la mayoría de los pueblos del Cantábrico se llenan en verano por lo que sí recomendaría hacer una escapada en septiembre: el clima suele ser maravilloso y hay menos gente.

  • ¿Dónde comer? Sin duda… en la Casa del Mar. Mantel de papel, decoración antigua pero una materia prima espectacular. Mi favorito: percebes, zamburiñas y una buena sidriña.
  • ¿Dónde dormir? Hotel El Pandal. No está en Llanes centro, pero es una maravilla para descubrir otras zonas de Asturias los mismos días. Las vistas que tiene son increíbles: en las faldas de Los Picos de Europa, cuenta con un servicio que no nos pudo gustar más.
  • Otros consejos: Escápate y haz la bajada del Sella, si tienes tiempo.  

5. Viveiro: este destino con más de 900 años de historia necesita tranquilidad para conocerse, para descubrir todo su encanto y sacar partido a la visita: las prisas aquí no son buenas. Todavía se conservan 3 puertas de su antigua muralla que merece la pena conocer, mientras que la localidad está bañada por el mar y su rio que baja del valle e da un toque muy especial. Por supuesto, como no podía ser de otra manera, la comida es otra de las joyas de Viveiro.

  • ¿Dónde dormir? En esta ocasión nos decantamos por un hotel más moderno con unas espectaculares vistas de la Ría: Hotel Ego, ellos se definen como Bienestar Cantábrico… y no puede gustarnos más…
  • Otros consejos: Desde el Siglo XIII su Semana Santa es de interés turístico… ¿lo barajamos para 2021? Y el Camino de Santiago también pasa por Viveiro… el Camino del Mar. Sí, hay mil opciones para conocer este maravilloso lugar.

Después de leer todo esto y descubrir un poco más la zona de mi mano, entenderéis de dónde viene el nombre de nuestra nueva vajilla Cantábrico, con ese azul y blanco tan característico del Cantábrico. Sigamos viajando desde casa, que eso podemos seguir haciéndolo y nos alegra el día.

¡Mucho ánimo a todos!